¿Conoces el Cuscús? Te traemos información sobre esta pasta

El cuscús se elabora con sémola de trigo duro, su historia se remonta al siglo X, ha sido un alimento de subsistencia en muchos países de África del norte, como Marruecos, Argelia o Mauritania. El origen de esta pasta nos remonta a los bereberes, un conjunto de etnias que poblaron el norte de Europa.

Al ser un alimento fácil de preparar y que se podía transportar sin estropearse resultaba ideal para los pueblos nómadas. El cuscús se fue extendiendo por África y también llego a España, se preparaba en Al-Ándalus. En castellano se le llamaba ‘alcuzcuz’, término al que aluden escritores como Francisco Delicado en 1528.

El Cuscús contiene una gran cantidad de hidratos de carbono el combustible que proporciona una gran energía a nuestro organismo. Aunque no es Gluten Free. Su alto contenido en fibra y bajo en grasa nos ayuda a combatir el estreñimiento.

Este alimento también contiene vitaminas B y vitamina E, y es considerado un antioxidante natural. El cuscús estimula también la regeneración de vitamina C y vitamina E, que tienen un papel muy importante en los mecanismos de defensa del cuerpo, es decir, inciden en beneficiar nuestro sistema inmune.

Tips para cocinar Cuscús:

El cuscús es uno de los alimentos más fáciles de cocinar, puesto que lo único que tenemos que hacer con él es hidratarlo con agua o caldo caliente.

 

  1. Necesita 1 taza de agua o 250 ml de agua o caldo por cada 110 g de cuscús. El tiempo hirviendo también hay que tenerlo en cuenta, ya que son 5 minutos, y es muy fácil distraerse en tan corto espacio de tiempo.
  2. La pasta de cuscús esta pre cocida lo que implica que está lista para añadirla al agua hirviendo, y cocinarse muy rápido. Si añadimos cuscús al agua caliente, aunque no hierva también se cocinará, quizás tarde 8 o 9 minutos en lugar de 5 pero se cocinará.
  3. Coloca una olla o cazuela con el agua adecuada a hervir. Cuando hierva añade el cuscús y apaga el fuego, tapa el recipiente y deja reposar entre 5 y 7 minutos.
  4. El cuscús al ser tan pequeño tiende a pegarse entre sí. Al cocinarlo procura no remover mucho. Una vez cocinado dejarlo reposar unos 5 minutos y usar un tenedor para ir soltándolo sin aplastarlo. De esta forma a la hora de comer quedará suelto y no en pegotes.

 

¿Receta básica de cómo cocinar el Cuscús?

Si lo vamos a hacer “en blanco” para servirlo como guarnición o como base para una ensalada, necesitaremos:

Ingredientes:

  1. Cuscús, 100 g
  2. Agua, 100 g
  3. Sal, al gusto
  4. Aceite o mantequilla, 1 cucharadita

Preparación:

  1. La regla usar el mismo peso de cuscús que de agua
  2. Poner a calentar el agua con sal y el aceite o la mantequilla en una olla hasta que hierva,
  3. Añadimos el cuscús, apagamos el fuego, tapamos la olla y esperamos unos cinco minutos o el tiempo que indique el paquete, pues dependerá del tamaño del cuscús.

Si queremos que el cuscús tenga más protagonismo en la receta:

  • En vez de agua podemos emplear caldo para hidratarlo y sazonarlo con todo tipo de especias.
  • O incluso podemos hidratarlo en el caldo de alguna sopa o guiso como si se tratase de arroz o unos fideos.
  • También puedes sofreír cebolla, ají y ponerle zanahorias rayadas, lo añades en cuanto el agua esté hirviendo junto con el Cuscús.

¡Pon a volar tu imaginación ya verás lo delicioso que te quedará!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *